Libros Para Niños Reloaded

1:19 a.m. 4 Comments

-----

Editorial: Hacía mucho que no escribía alguna especie de “crítica” sobre libros. No es que yo sea un erudito ni mucho menos, pero es algo que me gusta hacer, y que me gusta leer de los demás. Siempre es lindo que te recomienden un libro ¿no?

-----


El otro día decidí releer algunos libros que me quedaron pendientes de “comprender” cuando era más chico. Quizás, me dejaron la impresión de que podía sacarles mucho más jugo al pasar algunos años.

Alicia en el País de las Maravillas

Este libro me dejó con un signo de pregunta en la cabeza la primera vez que lo leí, y aún no me lo puedo sacar. Puse mi mejor esfuerzo para tratar de descifrarlo, pero no hubo caso.

Alicia es como una especie de Mirtha Legrand, interrumpe a sus interlocutores todo el tiempo. Es bastante molesto en realidad, incluso cuando lo estás leyendo.

Después de releer todo este libro, lo único que pude sacar de provecho, es la conversación que tiene Alicia con la oruga.

“(…) La Oruga y Alicia se estuvieron mirando un rato en silencio: por fin la Oruga se sacó la pipa de la boca, y se dirigió a la niña en voz lánguida y adormilada.

--¿Quién eres tú? --dijo la Oruga. (…)”

Y aquí sigue todo un capítulo de infructuosos intentos (y excusas) de Alicia para esquivar la pregunta. Quizás para una niñita sea difícil, pero, ¿Ustedes pueden responderla?. Aquí muchos comenzarán a dar información personal (Nombre, Ocupación, Edad, Sexo, etc). Pero esa no es la raíz de la pregunta. Creo que hay muy pocos afortunados que realmente pueden responder esa pregunta.

El resto del libro es por demás incoherente. Algunos dicen que tiene una lógica diferente, pero sinceramente, no me parece. Algunos ejemplos:

He aquí una pregunta para ti: ¿qué edad me dijiste que tenías?
Alicia hizo un pequeño cálculo y contestó: --Siete años y seis meses.
--¡Te equivocaste! --exclamó Humpty Dumpty, muy ufano. --¡Nunca me dijiste nada semejante!

--Pensé que lo que usted quería preguntarme era más bien «¿qué edad tiene?» --explicó Alicia.

--Si hubiera querido decir eso, lo habría dicho, ¡ea! --replicó Humpty Dumpty.


Mira por el camino y dime, ¿alcanzas a ver a alguno de los dos?

--No..., a nadie --declaró Alicia.

--¡Cómo me gustaría a mí tener tanta vista! --exclamó quejumbroso el Rey--. ¡Ser capaz de ver a Nadie! ¡Y a esa distancia! ¡Vamos, como que yo, y con esta luz, ya hago bastante viendo a alguien!



El Principito

Este es definitivamente un libro que valía la pena volver a leer. No es en lo absoluto un libro para niños como dice su autor. La verdad, que es muy recomendable.

En el principito, las conversaciones con la flor se asemejan bastante a las que se pueden llegar a tener con una chica. O al menos me dio esa impresión.

Cuando el personaje visita otros mundos, también parece mostrar lo ridículas que son las formas de pensar de algunas personas, utilizando un resto de ironía. ¿Como sería un rey sin sus súbditos? ¿Como sería un vanidoso sin nadie que lo admire? Serían absurdos. Esto nos hace reflexionar, el poder que ciertas personas sustentan es solo el que nosotros le damos. Una reflexión muy interesante, quizás podríamos utilizarla en nuestra vida diaria. Qué importa si alguien es más lindo que vos, si no actuás en consecuencia?

Ejemplo de aplicación practica: Vd. ve a una señorita muy hermosa. En vez de babearse, decirle lo linda que es y chuparle las medias; el secreto es actuar frente a ella como si no lo fuera. Esto la va a desconcertar completamente ("-Pero quién se cree este tipo "). Es más, cuando hable con ella, implícitamente asuma que la mina es fea, por ende, ahora usted está en control de la situación, o está a punto de recibir una cachetada. Recuerde, el poder que tienen las demás personas sobre nosotros es el que le cedemos. Interesante ¿no? (Obviamente, no sirve hacerse el loco frente a un oficial de policía. Excepto Neo, nadie tiene control sobre una bala, no sea tonto)

Cuando visita al hombre de negocios (un tipo serio) también sucede lo mismo, ¿O acaso los bancos no son ridículos? El dinero, después de todo, es solo papel, bah, ni siquiera eso, hoy en día, el dinero son solo numeritos almacenados en servidores. El valor que tiene el dinero es el que nosotros le damos, porque creemos en él. ¿En que difiere eso de contar estrellas?.

Sin embargo, me quedó este pedacito por descifrar, que debe ser mucho más profundo de lo que parece:

-Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

Quizás dentro de unos años más…

El Cid Campeador

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.

4 comentarios:

nicolas dijo...

no me parecen tan raros esos excerpt que pusiste de Alicia. Son juegos de palabras sobre las cosas que asumimos implicitamente en una conversación. Acá los personajes hablan "literalmente", si eso tiene sentido.
El principito me encanta. That's all.

Miss Malbec dijo...

La entrada de las películas viejas no la leí, las de las fotografía me gustó mucho pero la de los libros para niños: standing ovation..








NO TE METAS CON EL ZORRO. Después del General es lo más sabio que he conocido.

Chico All Star dijo...

No entendí lo que no entendiste del zorro. Era ironía?


Creo que llego el momento de usar el coso reader de google.

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.